Si Quieres que tus Hijos no sean Malcriados, Tienes que Evitar Hacer Esto de Inmediato !!

Que tus niños hagan rabietas y hagan estos actos son cosas que les sucede a casi todos los padres sin que ellos muchas veces se den cuenta.

Estas son pequeñas actitudes y acciones que en el futuro si se deja a rienda suelta traerán ciertas repercusiones en la vida de tus hijos.

Esto lo sabemos todos, pero también nos lo confirma la señora Emma Jenner, muy famosa y conocida por su programa en TLC “ Take Home Nanny”, en el cual ella reveló cinco comportamiento de los padres actuales que tarde o temprano pagarán las consecuencias.

Si quieres que tus Hijos no sean malcriados, tienes que evitar hacer esto de inmediato.

 

Emma nos comenta que es indispensable que los padres aprendan a exigir un poco más a los hijos; es decir que esperen más de ellos. Que les hagan partícipes de sus esfuerzos y dificultades. Que les den menos, para que se tengan que poner en marcha. Que les pongan retos, expresó.

Cinco errores que los padres cometen en la actualidad.

1. Les temen a sus hijos.

Ejemplo: Si en el desayuno estos quieren leche en una taza diferente, los padres buscan otra para que el niño se la tome en lugar de ignorar ese requerimiento por parte del niño por temor a que llore o no coma nada.

Para Emma este es un gravísimo error. ¿Por qué tienes miedo? ¿Quién es el que manda de los dos? Debes dejarlo que llore si quiere y luego vete a otro lado si no deseas escucharlo llorar. Pero jamás críes tus hijos para complacerlos.

Pero sobre todo piensa en lo que le enseñas cuando le das todo lo que el pide solo por llorar ¿Harás algo al respecto?

2. Justificar (Así son los niños).

Si justificas sus malcriadeces o berrinches en público o privado con esa frase (así son los niños), le estás motivando a que siga con sus malcriadeces y a ser irresponsable.

Pues los niños son capaces de hacer cosas mucho más allá de lo que los padres esperan. Esto va cuando se habla de respeto, modales, tareas del día a día, la generosidad y el autocontrol.

¿O acaso no crees que un niño no es capaz de arreglar la mesa por sí mismo sin que lo mandes?    Claro que puede, lo que sucede es que no lo has enseñado ni tampoco esperas que aprenda a hacerlo. Así de simple. Aumenta las exigencias con tu hijo/a, así sabrá cómo debe comportarse afirmó Emma.

3. No dejas que otros lo regañen.

RABIETA

Esto está muy mal. Ya que antes los maestros y empleados podían regañar nuestros hijos cuando se portaban mal.Eran nuestros ojos y orejas cuando nosotros los padres no estábamos a la vista.

Hoy en día es casi imposible, pues si un maestro o empleado los corrige de buena manera, los padres tienden a enojarse con el profesor; esto sin tan siquiera averiguar qué sucedió para así ponerle régimen a sus hijos.

Si haces esto solo le dirás que se comporte mal y que ni tú ni el maestro u el empleado van a hacer nada al respecto.

4. Los niños primero antes que todo.

Lo entendemos, por obra y gracia de la naturaleza, normalmente los padres tendemos a cuidar sobremanera nuestros hijos.

Es bueno para la evolución, lo entiendo y lo defiendo dice Emma, pero también hay que crear un horario que se ajuste a las necesidades del niño, como alimentación, ropa, cuidados y demás.

Sin embargo los padres de hoy se van muy lejos, sometiendo sus propias obligaciones y su salud mental solo por sus hijos, esto para satisfacer todas las necesidades y exigencias de sus hijos. No todo lo que pidan cuando ellos quieran se les puede dar. Tampoco salir corriendo por todo lo que ellos pidan.

Recuerda que eso te quitará paz, salud, te estresará, pero sobre todo le hará ver a tu hijo que él tiene el control. Ten pendiente, no le pasará nada a tu hijo por tomarte tu tiempo (Sino es una emergencia), tampoco le pasará nada porque digas que no.

5. Suelen abusar de los atajos.

berrinche2

Según comenta Emma, los padres en la actualidad son fanáticos de recurrir a una serie de atajos para evitar que sus hijos se aburran y no armen sus berrinches.

Es con estos casos que los llenan de aparatos electrónicos mientras esperan su cita médica, abordan algún vuelo, toman el bus, o simplemente están cocinando y limpiando en sus casas. Debes enseñarles a tus niños a ser pacientes.

Aprender a distraerse ellos solos. Que no todo los días la comida estará lista y servida cuando ellos la quieren. Pero sobre todo enséñales a que deben ayudar en la cocina “Ojo”, no en la estufa, sino fregando y limpiando los platos.

Tampoco salgas corriendo como una persona sin juicio porque tu hijo se cayó al suelo. Él o ella sabrá levantarse solo. Esto le ayudará a ser más fuerte. Claro está si es algo serio debes ir a socorrerlo pero con calma.