Si al partir una sandía a la mitad ves estas grietas en ella… JAMAS debes comerla, te diremos por qué a continuación!

Definitivamente, no hay nada más delicioso y saciante que comer un buen pedazo de sandía o patilla como comúnmente se conoce, esta fruta además de ser súper hidratante tiene múltiples beneficios a la salud.

Como bien sabemos esta es una fruta que mayormente se consume en verano, la misma es originaria de África, su color es un rosado intenso, su cáscara es verde oscura con rayas claras y tiene en su interior una semillas marrones en forma de gota. Es increíble que una vez más, la naturaleza nos premia con algo espectacular, pues la patilla es un alimento rico en nutrientes el cual proporciona una gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes y para la mayor de las suertes.

Esta fruta posee una baja cantidad de calorías y es por esto que la misma es muy usada en dietas, ya que ayuda a controlar los niveles de ansiedad por ser totalmente refrescante.

Nada de esta fruta se desperdicia, pues se ha demostrado que sus semillas también son beneficiosas para el organismo, en muchas oportunidades las personas desechan las pequeñas gotas marrones sin saber que estas semillas son ricas en citrulina.

El cual es un compuesto con increíbles propiedades antioxidantes y tienen compuestos que ayudan a tratar distintas males o dolencias.

¡Mantente alerta, cuida tu salud!

De acuerdo a lo anterior, las semillas de sandía ayudan a dilatar los vasos sanguíneos, son ideales para tratar: la aterosclerosis, la hipertensión.

La angina de pecho, también eliminan las piedras en los riñones, los parásitos intestinales y sirven como laxante natural.

Pero, lamentablemente no todo es tan bueno, en esta publicación te hablaremos de algunos puntos importantes que indican que “NO” debes consumir esta fruta.

Ya que pones en peligro tu salud, así que presta muchísima atención a lo que leerás a continuación:

  • Si abres la patilla y notas unas enormes grietas dentro de ella, esto es una mala señal, las mismas aparecen por una sustancia que se utiliza para el crecimiento de este fruto, este químico se conoce como forclorfenurón, con este se pulverizan los frutos, con el que se acelera el crecimiento de las frutas.
  • El mayor problema de este químico es que cuando entra en el organismo puede generar cáncer y problemas neurológicos los cuales son muy difíciles de sanar, así que evita consumir la sandía cuando se encuentre en este estado.

Ahora que conoces este punto importante sobre la patilla, ten cuidado y toma las precauciones necesarias para evitar problemas de salud.

Recuerda que tú eres el único responsable de cuidarte, nunca lo olvides.

Comparte esta publicación…