Se entera que la niña que cuida esta a punto de morir – Entonces esta niñera hace algo impagable y deja a todos en SHOCK!

Kiersten Milles es una joven estadounidense de 22 años que para sufragar sus estudios buscó trabajo de niñera.

Anuncios

Así es como conoció al matrimonio de George y Farra Rosko y empezó a cuidar de sus tres hijos; Talia, de 16 meses y sus hermanos mayores de 3 y 5 años. Sin embargo, su tristeza fue enorme cuando le dijeron qu la pequeña estaba enferma y los médicos le dijeron que tenía muy pocas posibilidades de sobrevivir. Una rara enfermedad en el hígado podía terminar con su vida en apenas dos años.


Kiersten empezó a cuidar a los tres hijos de la familia Rosko, pero los papás de Talia le pidieron que fuera muy cariñosa con su hija. Querían que alguien amoroso se ocupara de ella cuando ellos se iban a trabajar.


La niña sufría una enfermedad que hace que la bilis se acumule en el hígado provocando daños en el organismo. Necesitaba urgentemente un trasplante de hígado para sobrevivir. Durante meses, los padres habían buscado a un donante apto sin éxito.


Kiersten se encariñó muy rápido de la pequeña y quedó profundamente preocupada por su posible fatal destino,a sí que empezó a investigar la manera de ayudarla.

Tras hacerse unas pruebas descubrió que su tipo de sangre era O, compatible con todos los tipos sanguíneos que hay. Además, los estudios revelaron que era una donante compatible para Talia.

Anuncios


Sin dudarlo, consultó con sus padres su decisión de ser donante de la pequeña. Ellos la apoyaron conmovidos con la generosidad de su hija.

Cuando se lo propuso a los padres de Talia, George se puso a llorar, mientras que Farra le dijo: “¿Estás segura? Esto no es una donación de sangre?”.


Los padres quisieron ofrecerle dinero por su gran gesto, pero Kiersten se negó. Finalmente, el 11 de enero se sometió a la extracción de parte de su hígado que rápidamente fue trasplantado a Talia.


Días después ambas se encontraron. “Simplemente verla me recordó por qué hice todo esto”, dijo Kierten, quien tardó dos meses en recuperarse de la intervención.


Por su parte Talia, se recupera favorablemente y aunque deberá vivir toda su vida medicada, los médicos dicen que ya no vivirá dos años sino muchos, muchos más.

Por favor, comparte este enorme gesto de generosidad de la que ya muchos llaman la “niñera ángel”.

Anuncios