Por más que cepillaba mis dientes siempre estaban amarillos y con esto limpie mi boca de caries, placas, mal olor y ademas quedaron blancos..

“Nunca se sabe cuándo tendrás que regalarle una sonrisa a alguien especial”. Esta frase tiene mucho de cierto.

Anuncios

Muchas personas se han conocido en las calles, parques o centros comerciales y, desde ese momento son el uno para el otro. Por ello, si queremos estar presentables en cualquier ocasión, debemos cuidar nuestra sonrisa, especialmente nuestros dientes.

La dentadura bucal es uno de los principales rasgos de belleza de nuestro rostro. De ahí que, si queremos que nuestra sonrisa cautive a las personas, necesitamos cuidarla bien. Puesto que con la boca ingerimos todos los alimentos, esta es susceptible a conservar desperdicios, formando las placas.

Las caries, al igual que las placas son un mal que ataca los dientes lentamente provocando mucho daño. En el caso de la placa, esta es un deposito invisible, claro, pegajoso y suave de bacterias que se pegan de las encías y dientes. La misma es generada por la recogida continua de minerales de la saliva en las encías y dentadura. Si esta no se trata a tiempo con hilo dental y cepillado constante, puede convertirse en sarro.

Sin embargo, si notamos la presencia de placa difícil de controlar, no pensemos que la única solución es el dentista. En la actualidad, podemos encontrar en internet un sinnúmero de remedio para tratarla. En este artículo queremos mostrarte varias recetas para que combatas este mas desde tu propia casa.

dientes-y-boca

Cascara de Nuez.

Qué necesitaremos:

  • Cascara de nuez (30 gr. / 1.05 oz.).
  • Agua.

Preparación y uso:

Anuncios

Lo que debes hacer es, tomar la cascara de la nuez y echarla en una olla. A continuación, le agregas un poco de agua y la dejas cocinar por unos 15 minutos aproximadamente. Si decides moler la cascara, al finalizar deberás filtrar el líquido para que no queden desperdicios. Luego de trascurrido ese tiempo, colocas la mezcla en un recipiente y te cepillas con ella por cinco minutos. Este proceso debe repetirse tres veces al día, todos los días. El sobrante lo puedes guardar para otros usos.

Semillas de Girasol.

Qué necesitaremos:

  • Semillas de girasol (cuatro cucharadas).
  • Flor de Lima (cuatro cucharadas).
  • Agua (un litro / 34 oz).

Preparación y uso:

Tome las semillas de girasol y májelas un poco hasta que se les abran grietas. Ahora, coloque todos los ingredientes en un recipiente y póngalos a cocinar a fuego lento por 30 minutos. Si es necesario, filtre el líquido resultante. Por último, vacíe la sustancia en un envase con tapa y úselo para cepillarse luego de cada comida.

Vinagre de Manzana.

Qué necesitaremos:

  • Vinagre de sidra de manzana (Un frasco).

Uso:

Toma un poco de vinagre y deposítalo en un envase. A continuación, unta el cepillo de vinagre y cepilla tus dientes por un corto lapso de tiempo. Por ultimo lava boca con abundante agua para no dañar el esmalte de tu dentadura con el vinagre. Este proceso deberá llevarse a cabo solo una vez por semana.

Con estos sencillos métodos, podremos conseguir una dentadura limpia y saludable, eliminando todas las bacterias. Pruébala ya y veras como en poco tiempo lucirás una sonrisa más blanca y reluciente. No olvides compartir este artículo en tus redes sociales, a fin de que otros también lo aprovechen.

Anuncios