El Mecánico Siempre Veía pasar a ESTA Mujer, Pero Un Día Algo Estaba Mal Y Él Hizo ESTO ¡Romperás A Llorar!

Esta historia trata de Richard Newberry, un hombre que trabaja en un taller en la urbe Saint Petersburg en Florida, USA. Este hombre se ha vuelto famoso en internet y en las noticias, por lo que le hizo a esta mujer al verla sufrir, a pesar de que era una persona completa desconocida.

Anuncios

Todo empezó cuando Richard se dio cuenta que en las últimas semanas esta mujer pasaba por la calle cerca de su taller para dirigirse al lugar donde trabajaba, pero una mañana él se dio cuenta de algo diferente. Él observo que la mujer iba llorando incontrolablemente, y esto llamo su atención. ¿Te Interesa Este Tema? Sigue Leyendo.

Richard se aproximó a la señora para poder ver que estaba mal y cuando oyó lo qué había pasado, decidió hacer algo que dejo en “shock” a esta mujer y ha sorprendido al mundo entero. Así que mira hasta el final y descubre cómo acaba esta real y emocionante historia.

La señora se llama Ernestina Nuñez y hace poco se había mudado a la urbe, con la esperanza de poder dejar los recuerdos dolorosos atrás. Resulta que cargaba una enorme tristeza, el único hijo de Ernestina había sufrido de agobio postraumático tras su servicio militar, y hace precisamente un año se había suicidado.

“La tristeza dejó a Ernestina sin esperanza, pero se dio cuenta que la vida aún puede tener momentos bonitos”.

Anuncios

– Él era todo cuanto tenía, le cuenta Ernestina a Usa Today.

Sin embargo, el encuentro con el mecánico Richard Newberry le había regresado un tanto de alegría en la vida.

Como Ernestina andaba múltiples quilómetros día a día para llegar a su trabajo en un instituto en la zona del taller, Richard vio una ocasión de brindarle su apoyo.

Decidió obsequiarle un coche que calidad de quinientos dólares, completamente gratis.

– Yo le conté sobre mi triste pasado que es semejante al de ella. Yo no tenía hogar y no sabía que hacer de mi vida, le afirma Richard Newberry a Usa Today.

Además de obsequiarle el coche, Richard asimismo le contrato un seguro, registró el coche y le dio una placa, algo que le costó mil dólares.

– Sólo me alegra poder darle un coche y que ya está asegurado, le afirma a Usa Today.

Esta acción espléndida por la parte de su nuevo amigo no le devuelve a su hijo, pero le mostró que todavía hay instantes bonitos en la vida.

– Hizo algo realmente bonito por mí, le afirma Ernestina Nuñez a Usa Today.

A continuación puedes ver un vídeo de la situación:

¡Comparte esta historia con tus amigos si aprecias a las personas como Richard!

Anuncios