Estas destruyendo tu cerebro y tu memoria, no lo consumas

Realmente me gustan los dulces, y dejar de comer alimentos ricos en azúcares para mí es algo muy difícil. El azúcar es una recompensa natural para el cuerpo. En neurología, toda la comida se considera una recompensa natural para el cuerpo. Desde la antigüedad, para sobrevivir, el hombre necesitaba comida y un ambiente confortable. Así, el mecanismo de satisfacción de las necesidades naturales se ha convertido en un elemento vital para la sobrevivencia. ¿Qué piensas? ¿Por qué vas por otro pedazo de pastel de chocolate? Sí, es cierto, es muy sabroso, pero si no fuera por el astuto cerebro, no habrías tenido el deseo de seguir comiendo más postre: el cuerpo ya está saciado. MIRA EL VIDEO CON EL RESTO DE LA INFORMACION