ENCONTRARON ESTO EN LA PLAYA Y RECIBIRAN 70 MIL DÓLARES. CUANDO SEPAS LA RAZÓN QUEDARAS SORPRENDIDO, TUVE ESTO EN MIS MANOS Y LO DEVOLVÍ AL AGUA.

Seguro que en alguna visita a la playa viste uno o bien más tipos buscando algún tesoro bajo la arena con esos peculiares rastreadores de metal.

Anuncios

Mas lo que no saben es que la suerte no tiene porqué ser metálica y que el próximo golpe de suerte puedes localizarlo en el vómito de una ballena.

Cuando Gary y Angela Williams paseaban por las costas inglesas jamás imaginaron encontrar este singular tesoro.

La pareja de Lancashire estaba de camino en una playa próxima a Morecambe, cuando decidieron salir a pasear por el punto más bajo del sitio. Cuando estaban ahí, no pudieron eludir apreciar un fragancia a pescado fallecido que prosiguieron para buscar su origen. El llegar a este, solo hallaron una roca de mal fragancia y singular textura.

En ese instante, Gary recordó lo que había visto en la TV. Era una suerte de vómito de ballena que podía llegar a servir carísimo.

La extraña roca de uno con cincuenta y siete kilogramos es ámbar gris, una secreción estomacal producida por la esperma de las ballenas

Anuncios


Estas piedras son extrañísimas y, a pesar de su origen y pésimo aroma, son realmente bien cotizadas entre los fabricantes de perfumes que las emplean por su gran poder fijador, que deja que el perfume producido continúe más en quienes lo usan. Por este motivo, estas marcas pueden llegar a abonar múltiples miles y miles de dólares americanos por piezas como esta.

Los Williams ya se hallan en negociaciones con potenciales compradores de N. Zelanda y Francia que van a llegar a abonar cerca de setenta mil dólares americanos.

En septiembre del 2015, una de estas “piedras” de 1,1 kilos fue encontrada en Anglesey y fue vendida por casi 16 mil dólares.

Creo que la próxima vez que vaya a la playa iré donde mi olfato me guíe.

Anuncios