Deja el hígado como nuevo

El hígado graso es bastante común y suele diagnosticarse luego que este órgano comienza a presentar dificultades para realizar sus funciones habituales por la acumulación de ácidos grasos. Este problema es muy frecuente en personas que tienen una mala alimentación, obesas, alcohólicas o con el colesterol alto. Cuanto antes se detecte el hígado graso y se mejore la alimentación, más rápido se puede revertir esta afección. Afortunadamente existen alimentos que te ayudarán a mantener tu hígado sano, limpio y funcionando bien. Sin embargo es importante que antes de consumir alguno de estos alimentos, lo consultes con tu médico.