Un amigo dentista me enseñó a eliminar el sarro, la gingivitis y BLANQUEAR MIS DIENTES en minutos con esta receta casera.

La salud es clave si queremos mantenernos saludables, más allá de la estética, una salud personal es importante si no queremos ser víctimas de las bacterias o toxinas que pueden invadir nuestro cuerpo, por lo que este debe ser un punto muy clave en la salud personal.

Anuncios

Entre las partes del cuerpo que deben tener una alta higiene sin lugar a duda la clave está en la boca, recordemos que la única forma en que nuestro cuerpo reciba las vitaminas y minerales necesarios para funcionar es mediante la alimentación, por más obvio que suene.

Por lo que todo lo que entra por tu boca tiene contacto con tu organismo, cosas como las caries o incluso el sarro no debe existir, es por eso que hoy te traemos un remedio fantástico para el sarro, para que lo elimines de raíz y no te preocupes más por este problema.

El remedio más efectivo que hay contra el sarro.

Este vendría siendo el mejor remedio contra el terrible sarro, veamos:

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio.
  • ½ cucharadita de sal.
  • ½ taza de agua oxigenada.
  • Enjuague bucal antiséptico.
  • Agua tibia.
  • Cepillo de dientes.
  • Hilo dental.
  • 1 taza.

Preparación y uso:

Primer paso.

Lo primero será tomar tu taza y mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con la media cucharada de sal.

Anuncios

Una vez que mezclemos ambos, vamos a humedecer tu cepillo de dientes con el agua tibia, ahí, vamos a sumergirlo bien en tu pequeña mezcla.

La frotamos en nuestros dientes con delicadeza utilizando este cepillo y procedemos a escupirlo luego de unos segundos, esto debemos hacerlo por 5 minutos bajo el mismo procedimiento.

Segundo paso.

Vamos a combinar la media taza de agua oxigenada junto a la media taza de agua tibia, y enjuagamos nuestra boca con esto por 1 minutos.

Luego, escupimos y enjuagamos con media taza de agua fría.

Tercer paso.

Tomamos nuestro hilo dental y frotamos el sarro amarillo que tenemos en los dientes, trata de hacerlo con cuidado de modo que no irrites las encías, ya que puedes dañarlas y causar irritaciones.

Te recomendamos que entrelaces dos dientes con tu hilo para así moverlo de un lado a otro, removiéndolo sin dañar.

Cuarto paso.

Para finalizar, enjugamos bien la boca con tu enjuague bucal antiséptico, así tendremos mejores resultados.

Si realizas este tratamiento al pie de la letra, te aseguramos que no tendrás ni una pizca de sarro en tu boca.

Si te gustó este tratamiento recuerda compartirlo.

Anuncios