11 MANERAS DE DESINTOXICAR EL SISTEMA LINFÁTICO! MANTÉN LA SALUD!

El sistema linfático está compuesto por glándulas, los ganglios linfáticos, vasos linfáticos y órganos cuya principal función es limpiar el organismo de virus y toxinas que pueden afectar a la salud.

Las funciones del sistema linfático son aislar y combatir las infecciones, y absorber el exceso de líquido, grasa y toxinas del cuerpo, por lo que es muy importante que el sistema linfático funcione correctamente, pues si estos elementos se acumulan o bloquean en exceso pueden aparecer problemas que afectan a la salud y a otros órganos importantes del cuerpo como son el hígado, el bazo o el páncreas.

11 MANERAS DE DESINTOXICAR EL SISTEMA LINFÁTICO! MANTÉN LA SALUD!

11 MANERAS DE DESINTOXICAR EL SISTEMA LINFÁTICO! MANTÉN LA SALUD!

La artritis, el exceso de peso, la celulitis, resfriados, gripes y dolores de cabeza entre otros, son síntomas de que el sistema linfático no está funcionando perfectamente.

Le detallamos 11 pautas a seguir para desintoxicar y cuidar el sistema linfático:

Respirar profundamente.
El cuerpo tiene tres veces más líquido linfático que sangre, sin embargo ningún órgano para bombearla, sino que la acción de bombeo del sistema linfático es mediante la respiración profunda para ayudar a transportar las toxinas en la sangre antes de la desintoxicación por el hígado.

Por tanto respire profundamente para mejorar el transporte de las toxinas.

Ejercicio.
La práctica de ejercicio ayuda a descongestionar el sistema linfático ya que la actividad y la contracción muscular se utilizan para bombear el líquido linfático.

Beber mucha agua.
La deshidratación es una de las causas por las que el sistema linfático es lento y no funciona correctamente.

Beber al menos dos litros de agua al día favorece el trabajo del sistema linfático.

Evitar el consumo de ciertas bebidas.
Las bebidas con soda o los zumos preparados contienen azúcar y conservantes que sobrecargan el trabajo del sistema linfático por lo que hay que evitar su consumo.

Comer más fruta fresca con el estómago vacío.
Las enzimas y ácidos de las frutas son potentes limpiadores de los ganglios y al tomar la fruta con el estómago vacío mejora la digestión y se potencian los beneficios para la limpieza de los ganglios.

Vegetales.
La clorofila que se encuentra en los vegetales verdes ayuda a purificar la sangre y la linfa. Aumente la ingesta de vegetales verdes para obtener sus beneficios.

Frutos secos y semillas.
Las semillas de lino, de calabaza, nueces, almendras y avellanas entre otros contienen ácidos grasos saludables para el sistema linfático.

Té de hierbas.
Los tés de hierbas como la equinácea, astrágalo, sello de oro o raíz de índigo silvestre ayudan a purificar el sistema linfático.

Cepillarse la piel en seco.
Cepillarse la piel en seco antes de ducharse con un cepillo de cerdas naturales realizando movimientos circulares, ayuda a mejorar la circulación de la linfa.

Alternar duchas frías y calientes.
El calor dilata los vasos sanguíneos y el frío hace que se contraigan. Alterne duchas de agua caliente y fría para mejorar la circulación.

Masaje.
Los estudios demuestran que un suave masaje puede poner en circulación hasta el 78 por ciento de la linfa estancada, además el masaje también libera las toxinas estancadas.

El masaje debe ser suave sin excesiva presión.